Rüdiger y sus primeros meses en el Real Madrid: «Ya se han dado cuenta de que estoy completamente loco»

Fue uno de los pocos fichajes del Real Madrid, al que deslumbró por su eliminatoria con el Chelsea del año pasado. Ahora, Rüdiger comienza a asentarse en la capital y el club madridista y ha hecho balance de estos primeros meses en una entrevista con Sport 1.
Lo primero que Rüdiger ha dejado claro es que es un hombre feliz y su adaptación marcha viento en popa, ayudado también por los resultados del equipo: «Los resultados se están ajustando, nos estamos divirtiendo mucho como equipo y me he adaptado muy bien. Para ser sincero, nunca un equipo me ha facilitado tanto el camino de forma inmediata».
Entre los ‘culpables’ de este inmaculado comienzo de curso está Ancelotti, al que Rüdiger conoció de una manera un tanto curiosa: «Llevaba unas horas en nuestra nueva casa con mi familia, estábamos haciendo una barbacoa, hasta que de repente sonó el timbre. Lo abrí y frente a mí estaba Carlo Ancelotti. Un momento de asombro. Se sentó a nuestra mesa, comió con nosotros y conoció a mi familia. Muy normal, muy realista. Estuvo dos horas y hablamos de todo. Soy sincero, nunca había experimentado algo así, ningún entrenador había hecho algo así por mí. Después de unos meses con él, tengo que decir que cuando se trata de tratar con jugadores, Ancelotti es intocable. Trabajar con él todos los días en el club más exitoso del mundo es maravilloso».
El jugador alemán también confesó que su gran referente como defensa ha sido el exmadridista Pepe, que el DJ del vestuario es Benzema y que el jugador que más le ha sorprendido es Kroos: «Nos llevamos bien y con respeto en la selección, pero siempre únicamente intercambiábamos dos frases entre nosotros. Algo así como «hola, ¿cómo estás?» y «adiós». Tal vez porque simplemente no tuvimos suficiente tiempo. He conocido a otro Toni Kroos en el Real Madrid. Habla muy bien español, es completamente abierto y también muy servicial. Me ha apoyado con el idioma desde el primer día y se ha ofrecido a ayudarme con otras cosas varias veces».
Por último, el central madridista comentó su mote en el vestuario: «El cuerpo técnico me llama Antonio, mis compañeros me llaman Rudi. Por supuesto, ya se han dado cuenta de que soy un tipo que está absolutamente loco».

Rüdiger y sus primeros meses en el Real Madrid: «Ya se han dado cuenta de que estoy completamente loco»

Fue uno de los pocos fichajes del Real Madrid, al que deslumbró por su eliminatoria con el Chelsea del año pasado. Ahora, Rüdiger comienza a asentarse en la capital y el club madridista y ha hecho balance de estos primeros meses en una entrevista con Sport 1. Lo primero que Rüdiger ha dejado claro es que es un hombre feliz y su adaptación marcha viento en popa, ayudado también por los resultados del equipo: "Los resultados se están ajustando, nos estamos divirtiendo mucho como equipo y me he adaptado muy bien. Para ser sincero, nunca un equipo me ha facilitado tanto el camino de forma inmediata". Entre los 'culpables' de este inmaculado comienzo de curso está Ancelotti, al que Rüdiger conoció de una manera un tanto curiosa: "Llevaba unas horas en nuestra nueva casa con mi familia, estábamos haciendo una barbacoa, hasta que de repente sonó el timbre. Lo abrí y frente a mí estaba Carlo Ancelotti. Un momento de asombro. Se sentó a nuestra mesa, comió con nosotros y conoció a mi familia. Muy normal, muy realista. Estuvo dos horas y hablamos de todo. Soy sincero, nunca había experimentado algo así, ningún entrenador había hecho algo así por mí. Después de unos meses con él, tengo que decir que cuando se trata de tratar con jugadores, Ancelotti es intocable. Trabajar con él todos los días en el club más exitoso del mundo es maravilloso". El jugador alemán también confesó que su gran referente como defensa ha sido el exmadridista Pepe, que el DJ del vestuario es Benzema y que el jugador que más le ha sorprendido es Kroos: "Nos llevamos bien y con respeto en la selección, pero siempre únicamente intercambiábamos dos frases entre nosotros. Algo así como "hola, ¿cómo estás?" y "adiós". Tal vez porque simplemente no tuvimos suficiente tiempo. He conocido a otro Toni Kroos en el Real Madrid. Habla muy bien español, es completamente abierto y también muy servicial. Me ha apoyado con el idioma desde el primer día y se ha ofrecido a ayudarme con otras cosas varias veces". Por último, el central madridista comentó su mote en el vestuario: "El cuerpo técnico me llama Antonio, mis compañeros me llaman Rudi. Por supuesto, ya se han dado cuenta de que soy un tipo que está absolutamente loco".

Fue uno de los pocos fichajes del Real Madrid, al que deslumbró por su eliminatoria con el Chelsea del año pasado. Ahora, Rüdiger comienza a asentarse en la capital y el club madridista y ha hecho balance de estos primeros meses en una entrevista con Sport 1.

Lo primero que Rüdiger ha dejado claro es que es un hombre feliz y su adaptación marcha viento en popa, ayudado también por los resultados del equipo: «Los resultados se están ajustando, nos estamos divirtiendo mucho como equipo y me he adaptado muy bien. Para ser sincero, nunca un equipo me ha facilitado tanto el camino de forma inmediata».

Entre los ‘culpables’ de este inmaculado comienzo de curso está Ancelotti, al que Rüdiger conoció de una manera un tanto curiosa: «Llevaba unas horas en nuestra nueva casa con mi familia, estábamos haciendo una barbacoa, hasta que de repente sonó el timbre. Lo abrí y frente a mí estaba Carlo Ancelotti. Un momento de asombro. Se sentó a nuestra mesa, comió con nosotros y conoció a mi familia. Muy normal, muy realista. Estuvo dos horas y hablamos de todo. Soy sincero, nunca había experimentado algo así, ningún entrenador había hecho algo así por mí. Después de unos meses con él, tengo que decir que cuando se trata de tratar con jugadores, Ancelotti es intocable. Trabajar con él todos los días en el club más exitoso del mundo es maravilloso».

El jugador alemán también confesó que su gran referente como defensa ha sido el exmadridista Pepe, que el DJ del vestuario es Benzema y que el jugador que más le ha sorprendido es Kroos: «Nos llevamos bien y con respeto en la selección, pero siempre únicamente intercambiábamos dos frases entre nosotros. Algo así como «hola, ¿cómo estás?» y «adiós». Tal vez porque simplemente no tuvimos suficiente tiempo. He conocido a otro Toni Kroos en el Real Madrid. Habla muy bien español, es completamente abierto y también muy servicial. Me ha apoyado con el idioma desde el primer día y se ha ofrecido a ayudarme con otras cosas varias veces».

Por último, el central madridista comentó su mote en el vestuario: «El cuerpo técnico me llama Antonio, mis compañeros me llaman Rudi. Por supuesto, ya se han dado cuenta de que soy un tipo que está absolutamente loco».

Deja una respuesta