Niña de 12 años logró escapar de su secuestrador mordiendo sus ataduras

La pequeña llevaba una semana atada a una cama.

Niña de 12 años logró escapar de su secuestrador mordiendo sus ataduras

La pequeña llevaba una semana atada a una cama.

Conmocionados han quedado los habitantes de Tallapoosa, en Alabama, Estados Unidos, tras conocer la historia de una niña de 12 años que estuvo en cautiverio durante una semana en una zona rural de la ciudad.

La pequeña logró escapar gracias a su ingenio y contar los detalles del crimen, lo que permitió a las autoridades identificar y arrestar al secuestrador. Además, en su vivienda hicieron espeluznantes hallazgos.

(Lea también: Andrés Escobar: revelan video que muestra cómo empezó la riña).

Según han revelado las autoridades locales, la menor estuvo atada a una cama durante una semana y, para mantenerla en estado de sumisión, el captor la obligaba a ingerir bebidas alcohólicas. 

Jimmy Abbett, autoridad policial del condado de Tallapoosa, detalló que, luego de liberarse de las ataduras y escapar de la vivienda, la pequeña fue encontrada deambulando el pasado lunes a las 8:30 a. m. en una carretera por un conductor en Dadeville, Alabama. El hombre llamó inmediatamente al 911.

La Policía se hizo presente en el lugar y la trasladaron a un centro médico para que fuera evaluado su estado de salud. Sin embargo, quedaron sorprendidos tras conocer lo que hizo la joven para zafarse: masticó las ataduras. «Es una heroína», dijo Abbett.

(Puede leer: Rescatan a mujer secuestrada por 17 años: lugar era sucio y decía ‘Jesús te ama’).

Los espeluznantes hallazgos en la vivienda del captor

La policía de Tallapoosa compartió la fotografía del presunto secuestrador.

Foto:

Tallapoosa County Sheriff’s Office

Horas más tarde, tras identificar al secuestrador, las autoridades locales entraron a la vivienda donde había estado en cautiverio la menor. Allí fueron hallados dos cuerpos en descomposición.

El hombre, identificado como José Paulino Pascual Reyes, de 37 años, fue detenido y arrestado para iniciar su proceso judicial por los delitos de secuestro en primer grado, asesinato capital y maltrato de cadáveres. 

En cuanto a los cuerpos sin vida, estos fueron trasladados al Departamento de Ciencias Forenses de Alabama para el proceso de autopsia e identificación.

TENDENCIAS EL TIEMPO

Más noticias

Deja una respuesta