El récord inhumano del lituano Sorokin: 319 kilómetros corridos en 24 horas

Ya apenas quedan dudas de que nos encontramos ante el mejor corredor de ultradistancia de todos los tiempos, superando para muchos expertos al mito griego Yiannis Kouros, el ‘Dios de la carrera’. El lituano Aleksandr Sorokin batió este fin de semana su propio récord de las 24 horas corriendo sin parar que él mismo tenía, pasando de 309,33 kilómetros a 318,825.
La hazaña tuvo lugar durante el Campeonato de Europa de 24 horas en ruta en el que España logró una meritoria medalla de bronce y Sorokin arrasó. El lituano comenzó corriendo por debajo de los 4 minutos por kilómetro, para poco después estabilizarlo entre los 4:05 y 4:10. Al final, le salió una media de 4 minutos y 30 segundos por kilómetro durante todo un día. Esto, es una animalada, sin más.
Lejos de este tipo de 40 años queda aquel lituano que hace una década pesaba 100 kilos y se alimentaba, básicamente, de cerveza y comida basura. «Un día me dije: ‘¡Basta!’ Dejé de beber y fumar, y comencé a correr y alimentarme de manera sana con comidas sin grasa, fruta y verdura. Eso fue en abril de 2012. Vi un papel en el suelo, una invitación a correr 100 kilómetros. Decidí que era un desafío para mí mismo y los corrí. Ahí empezó esta historia”, cuenta siempre.
La hazaña de Sorokin, que acumula récords en muchas otras distancias (100 kilómetros en 6 horas y 5 minutos, 100 millas en 11 horas y 15 minutos), despertó la admiración de toda la comunidad deportiva, incluyendo al mejor atleta de montaña de la historia, Kilian Jornet, que hace un tiempo intentó batir el récord de distancia corrida en 24 horas, abortando el intento a mitad de camino. Por mucho Kilian que sea, acercarse en llano a los registros de Sorokin se antoja, de momento, una misión imposible.

This is INSANE ! Congrats Aleksandr! 🔥 https://t.co/ilp35RfX5c— kilian jornet (@kilianj) September 18, 2022

El récord inhumano del lituano Sorokin: 319 kilómetros corridos en 24 horas

Ya apenas quedan dudas de que nos encontramos ante el mejor corredor de ultradistancia de todos los tiempos, superando para muchos expertos al mito griego Yiannis Kouros, el 'Dios de la carrera'. El lituano Aleksandr Sorokin batió este fin de semana su propio récord de las 24 horas corriendo sin parar que él mismo tenía, pasando de 309,33 kilómetros a 318,825. La hazaña tuvo lugar durante el Campeonato de Europa de 24 horas en ruta en el que España logró una meritoria medalla de bronce y Sorokin arrasó. El lituano comenzó corriendo por debajo de los 4 minutos por kilómetro, para poco después estabilizarlo entre los 4:05 y 4:10. Al final, le salió una media de 4 minutos y 30 segundos por kilómetro durante todo un día. Esto, es una animalada, sin más. Lejos de este tipo de 40 años queda aquel lituano que hace una década pesaba 100 kilos y se alimentaba, básicamente, de cerveza y comida basura. "Un día me dije: ‘¡Basta!’ Dejé de beber y fumar, y comencé a correr y alimentarme de manera sana con comidas sin grasa, fruta y verdura. Eso fue en abril de 2012. Vi un papel en el suelo, una invitación a correr 100 kilómetros. Decidí que era un desafío para mí mismo y los corrí. Ahí empezó esta historia”, cuenta siempre. La hazaña de Sorokin, que acumula récords en muchas otras distancias (100 kilómetros en 6 horas y 5 minutos, 100 millas en 11 horas y 15 minutos), despertó la admiración de toda la comunidad deportiva, incluyendo al mejor atleta de montaña de la historia, Kilian Jornet, que hace un tiempo intentó batir el récord de distancia corrida en 24 horas, abortando el intento a mitad de camino. Por mucho Kilian que sea, acercarse en llano a los registros de Sorokin se antoja, de momento, una misión imposible. This is INSANE ! Congrats Aleksandr! 🔥 https://t.co/ilp35RfX5c— kilian jornet (@kilianj) September 18, 2022

Ya apenas quedan dudas de que nos encontramos ante el mejor corredor de ultradistancia de todos los tiempos, superando para muchos expertos al mito griego Yiannis Kouros, el ‘Dios de la carrera’. El lituano Aleksandr Sorokin batió este fin de semana su propio récord de las 24 horas corriendo sin parar que él mismo tenía, pasando de 309,33 kilómetros a 318,825.

La hazaña tuvo lugar durante el Campeonato de Europa de 24 horas en ruta en el que España logró una meritoria medalla de bronce y Sorokin arrasó. El lituano comenzó corriendo por debajo de los 4 minutos por kilómetro, para poco después estabilizarlo entre los 4:05 y 4:10. Al final, le salió una media de 4 minutos y 30 segundos por kilómetro durante todo un día. Esto, es una animalada, sin más.

Lejos de este tipo de 40 años queda aquel lituano que hace una década pesaba 100 kilos y se alimentaba, básicamente, de cerveza y comida basura. «Un día me dije: ‘¡Basta!’ Dejé de beber y fumar, y comencé a correr y alimentarme de manera sana con comidas sin grasa, fruta y verdura. Eso fue en abril de 2012. Vi un papel en el suelo, una invitación a correr 100 kilómetros. Decidí que era un desafío para mí mismo y los corrí. Ahí empezó esta historia”, cuenta siempre.

La hazaña de Sorokin, que acumula récords en muchas otras distancias (100 kilómetros en 6 horas y 5 minutos, 100 millas en 11 horas y 15 minutos), despertó la admiración de toda la comunidad deportiva, incluyendo al mejor atleta de montaña de la historia, Kilian Jornet, que hace un tiempo intentó batir el récord de distancia corrida en 24 horas, abortando el intento a mitad de camino. Por mucho Kilian que sea, acercarse en llano a los registros de Sorokin se antoja, de momento, una misión imposible.

Deja una respuesta