El Gobierno logra tomar el control de Indra: expulsa con ayuda del presidente de Prisa a cuatro consejeros independientes

El coordinador de los críticos califica de «atropello» la maniobra. El bloque del Gobierno ha conseguido el cese de cuatro consejeros, impide la reelección de otra y suma a uno afín. Leer

El Gobierno logra tomar el control de Indra: expulsa con ayuda del presidente de Prisa a cuatro consejeros independientes

El coordinador de los críticos califica de "atropello" la maniobra. El bloque del Gobierno ha conseguido el cese de cuatro consejeros, impide la reelección de otra y suma a uno afín. Leer

El Gobierno ha dado un espectáculo en la junta de accionistas de Indra pero ha conseguido tomar el control de esta empresa cotizada del Ibex. Ha logrado que se eligieran todos los nuevos consejeros que pretendía y destituido a los díscolos. Miembros independientes del consejo de administración han denunciado «atropello» del Gobierno e intento de «doblar el brazo» a los rebeldes. El origen ha sido la petición sorpresa del presidente de Prisa, Joseph Oughourlian, de que se incluya en la junta accionistas un nuevo punto del orden del día: el cese de cuatro consejeros independientes encabezados por el vicepresidente de Indra, Alberto Terol. Se trata de los considerados más rebeldes por el Gobierno ante su intento de controlar la compañía sin lanzar una Oferta Pública de Adquisición de acciones (OPA).

La petición de Oughourlian en su condición de accionista de Indra a través del fondo Amber, se produce pese a que Terol prevé dimitir este viernes por llevar ya doce años en el cargo y aprovecha también para eliminar a otros consejeros díscolos.

En concreto, han sido cesados Carmen Aguerreta, Enrique de Leyva, Ana de Pro y el propio Terol. El respaldo para cada uno de los ceses ha sido el mismo, del 53,06% de los votos emitidos, lo que demuestra que los intereses de la operación estaban claros y los cálculos para acometerla se habían realizado al milímetro.

No sólo eso. El bloque que han formado Sepi, Sapa y el presidente de Prisa ha permitido también evitar la reelección de otra consejera independiente, Isabel Torremocha, que se ha quedado en un 47% de apoyos y en consecuencia abandonará la cúpula de esta compañía especializada en tecnología y defensa. El ex ministro del PSOE Miguel Sebastián y el ex diputado de ese mismo partido Antonio Cuevas sí han conseguido un apoyo prácticamente unánime, por encima del 97% en ambos casos. Francisco Javier Sanz y Luis Abril, éste consejero ejecutivo, también han renovado. Por parte de Sapa, entra como consejero Jokin Aperribay, que igualmente ha obtenido un apoyo mayoritario del 53%, el del bloque al que se ha sumado recientemente Oughourlian.

Ante esta maniobra, Terol ha acusado al Gobierno de formar una alianza con el grupo vasco Sapa y con Amber para vulnerar el código de buen gobierno y llevar a Indra a una «situación absolutamente anómala», lo cual ha calificado de «atropello«. Terol ha confirmado, como publicó EL MUNDO este miércoles, que el presidente de Indra, Marc Murtra, nombrado a petición del Gobierno el pasado año, debería renunciar a su voto de calidad para que los independientes no quedaran en minoría. No se ha producido tal gesto.

«La escandalera que esto va a crear es monumental», ha expuesto Terol en el desarrollo de la junta, una postura crítica a la que se ha sumado De Leyva: «Tengo mis opiniones y no me doblan el brazo. Lo siento, si lo que buscáis es doblar el brazo a la gente, no contéis conmigo».

Deja una respuesta